Violencia descontrolada e improvisación, Perotti ya tiene sus siete jefes en Rosario

El gobernador designó ayer a su octavo jefe policial en la ciudad de Rosario, distrito donde la tasa de homicidios triplica la media nacional.

Familiares de víctimas de la inseguridad se manifiestan frente a la sede de la Gobernación en Rosario.

A dos años y cuatro meses de gestión, el gobierno de Omar Perotti continúa sin encontrarle la vuelta al problema de la inseguridad: en el día de ayer, el mandatario provincial designó a su octavo jefe policial en la ciudad de Rosario, distrito donde la violencia parece no tener límites y la tasa de homicidios triplica la media nacional. Parece curioso que quien llegó al poder en diciembre de 2019 prometiendo “la paz y el orden”, haya cambiado un jefe policial cada cuatro meses en Rosario, récord que se produjo esta semana, cuando relevó del cargo al comisario Natalio Marciani, quien había asumido la Jefatura de la Unidad Regional II de Policía apenas 90 días antes.

De esta manera, Rosario tendrá a su octavo jefe policial en apenas dos años y medio, lo que significa que los últimos siete titulares del cargo no tuvieron, en promedio, más de cuatro meses de duración.

Desde el 18 de enero que asumió Marciani la ciudad tuvo más de 70 crímenes, casi en su totalidad vinculados a disputas entre bandas de narcotraficantes, principal flagelo de los últimos años que llevaron a tener más de 200 asesinatos por año.

Dificultad para encontrar sucesores

Quien iba a suceder a Marciani de forma provisoria era quien hasta este jueves era la sub jefa, la comisaria Betina Governatori, empleada policial desde el año 1999 y que también está bajo la órbita de la Justicia por la misma denuncia que hay contra el ex jefe, además de tener que entregar su celular para ser peritado en búsqueda de pruebas.

Governatori se aprestaba para tomar funciones cuando recibió la noticia en horas de la noche de que otra mujer había sido designada en el cargo: se trata de Margarita Romero, proveniente de San Lorenzo.

Este nuevo anuncio tomó por sorpresa a más de uno, teniendo en cuenta que horas antes en declaraciones a Radio 2, el propio Lagna había entregado palabras de confianza para Governatori y había sido cauteloso a la hora de definir cuando se elegiría al nuevo jefe. “Por ley queda trabajando y seguimos evaluando un nombre para esta regional, que es la más importante de la provincia, y no queremos tomar decisiones apresuradas. Es una persona capacitada y veremos como se desempeña. Mientras tanto seguimos analizando nombres. No es fácil conseguir jefes, no es fácil mandar”, aseveró el ministro de la administración Perotti.

Pero cuando el escenario se encaminaba para que la mujer que hace más de 20 años es empleada policial tome el cargo, llegó un sorpresivo comunicado –también para la propia nueva jefa- en la que nombraba a otra mujer al frente de Jefatura. Margarita Romero será finalmente Jefa de la Unidad Regional II. Ingresó a la fuerza en el año 1993 y se desempeñó en tareas de calle como parte de la brigada de orden urbano de Rosario y Santa Fe capital. Realizó tareas administrativas durante otros años y trabajó en la Jefatura de Policía del departamento Iriondo. Se desempeñó durante casi dos décadas en la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) tanto como personal de calle como en el área de administración y finanzas.

No hay comentarios

Deje un comentario